*) Fabián Manise

Que tal amigos un gusto estar nuevamente en contacto con ustedes y poder plantearles algunas propuestas a tener en cuenta para que el jardín luzca un paisaje que contraste con esta época de días poco soleados, lluviosos y de mucho frío. Quizás no se hayan detenido en considerar el aporte estético de las gramíneas en invierno pese a que tienden a tener un color pajizo, suelen ser muy llamativas.

Son un grupo de plantas que gracias a su follaje, en la presente estación cada variedad aporta a la composición floral un valor agregado al jardín. Entre las diferentes variedades con sus cualidades y aspectos más característicos, encontramos por ejemplo el Miscanthus. Dentro del grupo de las gramíneas más altas, las que mayor envergadura suelen tener.

Son muy vigorosas y al llegar el otoño adquieren una tonalidad bronce muy llamativa. Después, se quedan pajizas durante todo el invierno y tienen una espiga muy bonita cuando les da la luz baja de invierno. Además aportan altura a cualquier composición. Dentro de este grupo también encontramos el Pennisetum orienale; también es bastante alta y lo más característico que tienen son las espigas compactas que se destacan en el terreno además de su follaje.

Otras de la misma especie son el Pennisetum alopecuroides y el bunny; dos variedades muy parecidas entre sí, pero la segunda tiene una mata mucho más compacta, no obstante ambas presentan un toque pajizo a la decoración del espacio durante la presente temporada.

También encontramos en este grupo de gramíneas, el Pennisetum moudry; tiene como característica particular una espiga muy majestuosa y su hoja más ancha que el resto de las citadas. Hay que tener en cuenta que todas las variedades de pennisetum, al finalizar el invierno, deben someterse a una poda drástica para que vuelvan a florecer. En lo referente al jardín se puede en esta temporada aprovechar para sembrar las plantas vivaces que florecerán en primavera, tales como Altramuz, Corazón de María, y Heuchera.

En caso de que no llueva lo suficiente, y haya plantas en maceta, conviene regar de vez en cuando con cuidado de no crear charcos pues pueden resultar perjudiciales con las heladas. Se recomienda asimismo no dejar maceteros de terracota a la intemperie, ya que podrían resquebrajarse debido a las bajas temperaturas.

Por otra parte la presente estación es una de las más difíciles para las plantas de interior puesto que las calefacciones, altas temperaturas dentro del hogar y la escasa renovación de aire dificultan su supervivencia. Si quieren llenar la casa de color se puede optar por Azaleas, Ciclamen o  Kalanchoes.

En el exterior, se pueden plantar arbustos de hoja caduca, frutales por ejemplo, claro que debidamente protegidos con un mantillo. Los rosales pueden plantarse ahora, bulbos que florecerán en primavera y ejemplares para contenedores. En todos los casos se recomienda utilizar abono orgánico para todo el jardín.

En lo atinente al césped, hay que mantener una vigilancia constante a lo largo del invierno y los consejos inmediatos es mantener limpia la superficie y procurar no pisarlo cuando esté helado porque con el frío no se regenera. También procurar elevar el corte y evitar así que la escarcha toque el suelo. Eliminar el musgo con sulfato de hierro y rastrillar de vez en cuando a fondo.

Algunas especies de césped, como la Bermuda, se verán amarillentas por elfrío invernal esto es normal, luego rebrota.Algunas especies de césped, como la Bermuda, se verán amarillentas por elfrío invernal esto es normal, luego rebrota.

En materia de podas no hacerlas en higueras, nogales, almendros ni castaños, a menos que sea para eliminar alguna rama entrecruzada o de crecimiento incoherente con el resto de la copa. Tampoco hacerlo en aquellas plantas que florecen en primavera, como el Membrillero, la Forsitia o la Espirea, ya que se perdería la floración.

Si se desea, se puede despuntar los arbustos de hoja perenne como el Laurel de comer, la Photinia y el Evónimo. En lo atinente a la huerta, las opciones de siembra abarcan, las raíces tuberosas conocidas como: remolachas, zanahorias y rabanitos para lo cual la tierra debe tener un buen drenaje de agua evitando así que no se quede acumulada y pueda pudrirlas.

Entre las hortalizas de hoja a tener en cuenta figuran: la espinaca, alcachofas, borraja y apios. Asimismo es tiempo de cultivar, tomates, pimientos, berenjenas y puerro. Amigos hasta aquí un avance de las tareas que se pueden emprender en este duro invierno.

*) Técnico en Jardinería y en Horticultura. Extensa trayectoria periodística en medios de comunicación de Uruguay (CX 16 Radio Carve y Nuevo Tiempo; diarios MundoColor, El País y Lea; VTV Noticias.

e-max.it: your social media marketing partner